Por qué he abierto un blog

Sólo llevo una semana así que es muy pronto para hacer una valoración del blog en todos los sentidos. Pero no es menos cierto que ha habido un gran cambio para bien desde que lo tengo. Me ha aportado muchas cosas en tan solo unos días que no esperaba recibir.

La idea vino un día cualquiera hablando con mi hermano. Él me explicaba anécdotas de su trabajo y lo sorprendentes que le resultan algunas actitudes de los clientes. Me lo explicaba de manera teatralizada, como un cuento, como suele él explicar sus historias. Es muy divertido y siempre me quedo embobada escuchándolo. Sabe narrar las historias muy bien y pensé que era una pena que no las compartiese con más gente. Medio en broma medio en serio le dije ‘Podrías escribir un blog. Así te descargas de la mala leche y podría ser divertido’. La idea no caló en él, pero sí en mí.

Tal como comentaba en la primera entrada de este blog la gente cercana a mí no suele saber qué pasa por mi cabeza, en qué pienso ni qué siento; soy casi una desconocida para ellos. Es tan sencillo como que soy una persona muy sensible y mi experiencia al largo de los años ha sido que cuando he opinado sobre algo o he hecho algún comentario sobre alguna cosa, la respuesta que me llevaba siempre me hacía daño, aunque no hubiese una mala intención por parte de la otra persona. Cada comentario que se hacía sobre mí lo interpretaba como un ataque. Así que cuando nos sentimos atacados, sale nuestro instinto natural de supervivencia que es resguardarse del peligro. En mi caso era ver y oir, pero no decir. Me convertí en una espectadora de la vida. Como quien mira una película. Por dentro, por supuesto los pensamientos y las sensaciones corrían a mil por hora, pero nunca se exteriorizaban. ¿Para qué? Sabía que intervenir no iba a cambiar el curso de las cosas. Como cuando miras una peli de terror mala y desde el sofá les gritas a los protagonistas ‘No vayas por ese camino!’.

Así que dejé de lado todo lo que me hacía una persona única, como somos todos, con nuestros gustos, deseos y aspiraciones, y me convertí en una oveja más del rebaño, dejada ir por la inercia y haciendo lo que tocaba hacer. Estudié algo que sabía que podía ejercer sin sobresaltos, aunque no me gustaba; trabajé de lo que estudié y fui cumpliendo con lo que se suponía que debía hacer. Todo gris.

Si lo hice de esta manera es porque me funcionaba; yo iba haciendo mi vida, sin destacar y siendo la menor molestia posible para los que me rodeaban, y me iba bien, o eso creía. Tenía colocada la soga en el cuello, pero yo estaba bien segura subida a la silla.

En algún momento dado, la silla empezó a resquebrajarse. No le di mayor importancia y seguí subida, pero con el tiempo acabó rompiéndose y yo ahogándome.

Ha sido y sigue siendo una lucha muy dura con momentos verdaderamente dolorosos, pero con el tiempo y voluntad poco a poco las cosas van mejorando. Me di cuenta de que gran parte, si no toda, de lo que me sucedía era por el prisma con el que yo miraba el mundo, y que no se puede silenciar lo que uno es.

Las últimas semanas han sido especialmente buenas y eso me ha llevado a hacer algunas cosas que no creía que haría tiempo atrás; nada espectacular o loco, sino que rompen con lo que yo he sido gran parte de mi vida. Abrir este blog es una de ellas.

Me di cuenta de que debía dejar de silenciarme y abrirme al mundo, de gritar al protagonista de la peli mala ¡No vayas por ahí! aunque no me haga caso. Así que decidí abrir este blog para exponer públicamente lo que pienso, lo que siento y las cosas que me gustan, sin más pretensiones.

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Por qué he abierto un blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s