Al filo del abismo

Y ahí me encuentro de nuevo, al filo del abismo. Es algo diferente a otras veces pero a la vez igual.

Supongo que proviene de estos dos últimos meses en los que como comenté ha habido una serie de problemas familiares, especialmente de salud aunque también hay de otros tipos, que me han arrastrado de nuevo.

No me siento triste, en todo caso no siento nada, apatía quizá que es el signo más evidente.

Vuelvo a no poder hacer nada. No soy capaz de cuidarme: no puedo hacer la compra, a duras penas puedo cocinar algo (apenas he comido en las últimas semanas), soy incapaz de hacer las labores del hogar, de hecho, y esto es un claro indicador de cómo van las cosas, hace más de una semana que puse una lavadora y a día de hoy la ropa sigue dentro del tambor, que está cerrado. Sé que tengo que volver a lavarlo, pero no soy capaz de poner jabón y darle al botón.

Lo que más me molesta es que tampoco soy capaz de cuidar adecuadamente a mis perros. Tienen sus necesidades básicas cubiertas, pero los saco menos de lo que me gustaría, no estoy por ellos y lo peor de todo es que a duras penas les puedo dar la medicación que necesitan.

También sucede que en las últimas semanas la novia de los legionarios ha venido a visitarme bastante. No tengo intención de hacer nada, tampoco soy capaz aunque quisiera, pero me visita y me recuerda que está ahí, que no se ha ido y no que no lo hará.

Se lo he comentado de aquella manera a mis allegados, pero tampoco hacen nada por echarme un cable. A la gente le molesta que les digas que no estás bien, se sienten incómodos y quieren salir de esa situación en la que les pones. No les tengo rencor ni ira hacia ellos, en todo caso siento pena por la sociedad que hemos creado en la que se huye del dolor del cercano pero se llena la boca con las penurias de quien no conocen.

Solo hay una persona que entiende la magnitud del problema, y apenas puede hacer nada por la posición en la que está. Esta persona ve mejor que nadie el alcance de la situación y he de decir que me asusta su reacción pues es capaz de ver que el problema es mucho mayor de lo que yo misma soy capaz de percibir.

Le estoy enormemente agradecida, pues es la única persona que ha sido capaz de ayudarme en todos estos años.

En fin, ahí seguimos. Me gustaría escribir en el blog con más frecuencia, pero no me ha sido posible. En el fondo soy optimista y ahí creo que reside la diferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s