Mis series

Estreno una nueva sección en mi blog, ya que es mío y escribo lo que me da la gana. Uno de los temas que tenía en mente era hablar de mis series favoritas y así tenía pensado titularlo. El problema es que no voy a hablar solamente de mis favoritas, que también, si no que voy a hablar de cualquier serie que haya visto o esté viendo o tenga proyectado en mi mente de ver a corto o medio plazo. Así que la sección se tratará básicamente de comentar series que me apetece comentar.

Como ya digo en mi perfil, el blog no es temático, es solo vomitar lo que se me pase por la cabeza y eso incluye que las secciones que haga, o que vaya haciendo sobre la marcha, no serán exhaustas ni estarán contrastadas y habrán huecos de información por doquier. Serán simplemente opiniones extremadamente subjetivas de cualquiera que sea el tema que esté hablando. Tampoco voy a seguir una línea temporal, así que puede que hable ahora de una serie nueva y en la siguiente salte a una de hace 10 años. Según me plazca.

 

Me apunté a esta nueva edad de oro de series de televisión cuando empezó, hará unos diez o quince años. Por aquel entonces no existía una consciencia colectiva en la que nos diésemos cuenta de que entrábamos en esta edad dorada como comentaba, simplemente estrenaban series que ‘estaban muy bien’, básicamente temas relativamente novedosos, maneras de desarrollar las series efectivas y adictivas y personajes fuera de lo que hasta el momento era lo más convencional.

Ciertamente, muchas de las series que han surgido no cuentan nada nuevo, nada que no se haya visto anteriormente, aunque sea en círculos reducidos, pero sí que se les ha dado una nueva vida. Se ha rebuscado en el baúl de los recuerdos para rescatar historias, ideas, personajes antiguos y se les ha dado una vuelta para actualizarlo y darles un nuevo enfoque. En el arte, porque las series para mí entrarían en la categoría de arte como subcategoría del cine, casi siempre se avanza en base a algo anterior. Todo creador o artista viene con un bagaje que se almacena en su mente y se macera en su interior, mezclado con su propia historia, experiencias y manera de ver la vida, que acaba regurgitando en algo nuevo. Es la manera de avanzar en cualquier campo de la humanidad, conocer bien el antepasado, pasarlo por el filtro de nuestras circunstancias y expulsar nuestro concepto del mundo.

Las hay más acertadas y menos, algunas que empiezan con muy buena premisa y prometen una buena historia pero que con el paso del tiempo se desinflan hasta perder el norte, las hay en las que no esperas nada especial y se acaban convirtiendo en una de tus favoritas, las hay que sientan cátedra, las hay sencillas y que no necesitas que te aporten más, o más complejas; en fin, un abanico donde creo que tiene cabida cualquier tipo de espectador.

Nos vemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s