Mis pelis – City of stars – La La Land

Buenas!

Hace un par de semanas tuve la ocasión de ir a ver la peli de La La Land. Como ya sabéis, está nominada a 14 oscars, igualando a ‘Titanic’ y ‘Eva al desnudo’. ¿Se lo merece? Probablemente.

Sinopsis:

Mia (Emma Stone) es una camarera que sueña con ser actriz, o más bien una actriz de vocación que trabaja de camarera mientras no la contratan para actuar. Dedica su tiempo libre a presentarse a audiciones e intentar hacerse un hueco en el mundillo, sin mucha suerte. Su vida gira entorno a su pasión.

emma
Mia / Emma Stone

Sebastian (Ryan Gosling) es un músico de vocación. Su sueño es comprar un otrora mítico local de Jazz que actualmente funciona como un bar de copas latino (salsa y tapas) y reconvertirlo de nuevo en un salón de Jazz y darle una segunda vida. La música y el Jazz es su pasión; vive por y para el Jazz. Mientras no consigue el dinero para comprar el local, sobrevive trabajando de músico de fiestas y restaurantes (lo que aquí sería un BBC [Bodas, Bautizos y Comuniones]). Trabajos que, como músico de vocación y amante del Jazz que es (entendiendo el Jazz como el exponente máximo de creatividad e improvisación), odia.

ryan2
Sebastian / Ryan Gosling

Chica y chico se conocen. Como un buen tópico, coinciden varias veces hasta que empiezan algo. Todo muy bonito hasta que llega el conflicto. Se resuelve bastante bien, y entonces llega la traca final; los últimos quince minutos de la peli que valen oro.

 

La crítica y cualquiera que hable de la peli, no dejan de presentarla como un musical. Mmmmm… sí que lo es, pero a medias. La peli tiene dos partes bien diferenciadas. La primera parte es puro musical non stop; la segunda mitad tiene parte de musical, pero se centra mucho más en la historia dejando la música en un segundo plano; aún así, eje vertebrador de la trama.

Comentaba en otro post que a la Academia le gusta mucho que las películas hablen de la propia industria. En La La Land no sólo hablan de la propia industria a todos los niveles, sino que además es un homenaje contínuo a los grandes clásicos del musical, especialmente el de la época dorada de Hollywood, allá por los años 40-50.  Ésta sería la característica que define a la primera parte de la película.

Así, durante la presentación de los personajes y la introducción de la historia, nos encontramos con un sinfín de canciones y coreografías en las que a veces sólo participan los protas, y en otras ocasiones, como en un buen musical, se unen sin venir a cuento el resto de personajes que pasaban por ahí.

la2
Lo siento, no he encontrado una foto de mejor calidad

Esta parte, como digo, está definida por las canciones y las coreo, así como por los colores vivos y un cierto aire de fantasía, de irrealidad. Los colores vienen definidos básicamente por las vestimentas de los personajes que, combinados con las coreografías dan sensación  de vitalidad y alegría. Rápidamente te vienen a la mente Grease, West Side Story o Cantando bajo la lluvia.

la1
Yo soy la ficha roja-ja, yo soy la ficha azul, yo soy la ficha verererde, ¿quien co***** eres tu?

Pero las mejores partes del musical vienen cuando toman protagonismo Mia y Sebastián, ya sean en solitario o conjunto. Ni uno ni otra tienen el don del baile o vocal, ni son bailarines, ni son cantantes. Eso no quiere decir que nos ofrezcan escenas musicales pobres, más bien casi al contrario. A pesar de que, como decía, en esta parte de la película flota una sensación de fantasía, los personajes de Mia y Sebastián, con sus carencias vocales o de baile le dan un toque de realidad a las escenas que hace que empaticemos más con ellos, que nos identifiquemos más con los personajes. Y en consecuencia, vamos luego a sufrir bastante.

LLL d 12 _2433.NEF
Escena preciosa visualmente

La segunda parte de la película, sin dejar de ser un musical, se centra mucho más en la historia de los personajes. Dejamos a un lado las coreos y las canciones años 50 y nos metemos de lleno en el Jazz.

Autenticidad, vida, conflicto, diálogo, improvisación, enfrentamiento, sentimientos. Sebastian nos explica bien lo que el Jazz representa y nos deja definida la película sin que lo sepamos.

lala7
Esto es Jazz

Así pues, la segunda parte de la película tiene los pies bien puestos en la tierra y en consecuencia los personajes tienen también que ponerlos, haciendo de esta parte un contrapunto total a la primera, donde nos da la sensación de que vivimos en un sueño. Los personajes sueñan y nos hacen soñar con ellos. Vuelan, cantan y bailan y nosotros lo hacemos con ellos, haciéndonos evadir por completo del mundo real. Olvidas que estás en el cine (o en casa o donde sea que la veas), olvidas el mundo que te rodea y flotas con los protagonistas. Aquél tipo de cine que hace tanto tiempo que dejó de hacerse. Cuando el cine era sueño y evasión.

lala3
Maravilla

Como decía, pues, en la segunda parte de la película los protas se ven obligados a bajar a la tierra y enfrentarse a la realidad, con las consecuencias que ello supone. No hablaré mucho más de lo que sucede para no caer en spoilers. Sólo comentaré que la peli se acaba de hilar en los últimos 15 minutos de filme, donde de pronto toda la película (bajo mi punto de vista) toma sentido. Las dos partes se unen y es cuando puedes apreciar en su totalidad la belleza de la película. Es como unir la física de Einstein con la física cuántica en una sola teoría donde tienen cabida ambas en una simbiosis orgánica, natural, evidente y consecuente.

Si la primera parte de la película te hace evadirte, la última parte es puro cine. Es sentimiento a flor de piel, es sueño, risa, llanto, emoción. Es ver esos minutos casi sin respirar, con la boca abierta y los ojos como platos mientras estrujas el cojín o el abrigo o lo que sea que tengas en la mano en ese momento. Una maravilla que sólo puedes disfrutar si te has dejado llevar durante la hora y media previa de la peli.

lala8

En definitiva, aunque no es una obra de arte, es una muy buena película y casi de obligado visionado, al menos una vez; aunque por lo que he ido leyendo por ahí y me incluyo, es una película que necesitas verla almenos un par de veces, porque una sabe a poco. Aún así no creo que sea posible disfrutar de esta película en un segundo visionado tanto como se puede disfrutar en el primero.

Dudo que vaya a ganar todos los oscar a los que está nominada, pues a pesar de que es una peli preciosa y de lo mejor que vamos a ver en todo el año, no es lo suficientemente buena para llevarse las 14 estatuillas. Estoy convencida de que no va a batir ningún récord en cuanto a los oscar se refiere.

De todas formas, todos los que forman parte de la película se pueden dar con un canto en los dientes por haber podido participar en ella. Estaremos atentos al director, que con sólo 32 años ya nos ha traído esta peli y ‘Wiplash’, que estuvo luchando también a mejor película de su año si no recuerdo mal.

lala4

Anuncios

Un comentario en “Mis pelis – City of stars – La La Land

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s