Trainspotting 2 o OT el reencuentro

Síiiii!!! 😀

trainspotting4trainspotting1

Ayer fui a ver la nueva de Trainspotting! Tenía muchas ganas de verla. A pesar de que la uno no se encuentra en mi top de pelis favoritas de todos los tiempos, es una peli que me gusta mucho y la veo de vez en cuando. Si me pongo las gafas de hipster en todo caso diría que la ‘revisito’ (de visitar, no lo he dicho mal, no es revisito de volver a ver, eso sería revisionado).

Hice los deberes y el día anterior volví a ver la primera peli, en casa. Hacía mucho tiempo que no la había visto y una buena parte del argumento lo tenía olvidado. Recordaba escenas específicas, pero no todo ni el hilo argumental.

Con cada nuevo visionado de la peli me llevo cosas nuevas. Así como en otras ocasiones pasé un buen rato viéndola, el otro día se me hizo más dura. Las partes humorísticas ya no me hacían tanta gracia, pero no creo que porque no la tuvieran, si no porque lo veo con otros ojos ya mas viejunos (no demasiado), y me era más fácil ver el lado de crítica social y pobreza que no ver lo ligero de las peleas sin sentido y lo escatológico un poco gratuito.

Especialmente chocante fue para mí la escena de la muerte del bebé, que en otras ocasiones no me producía ninguna emoción; esta vez me costó bastante aguantar la mirada (el muñeco del bebé muerto está realmente muy logrado). Fue unos minutos muy angustiantes y desagradables, y de la misma manera que hacen los protas en la peli, de volverse a inyectar para sobrellevarlo, yo también sentí la necesidad de que se inyectaran para olvidarme de lo sucedido y evadirme. Definición perfecta de la peli, las drogas como evasión de la realidad asfixiante y desagradable.

En fin, una muy buena peli, que creo que no está aguantando bien el paso del tiempo.

No podría haber hecho nada mejor que haber vuelto a ver la primera peli antes que la segunda, porque (y voy ya al meollo), creo que es imprescindible tener la primera peli fresca en la mente para poder disfrutar de la segunda.

De entrada, quiero que quede claro, Trainspotting 2 me gustó mucho mucho. Por motivos ajenos me perdí los primeros 5 o 10 minutos de la peli, por suerte, no tengo la sensación de que me haya perdido nada fundamental para poder seguir bien el argumento. En cuanto mis ojos se posaron en la pantalla ya no pude despegarlos.

El ritmo es muy bueno, bastante rápido y sin huecos vacíos de contenido. Las situaciones se suceden una detrás de otra y se te pasa el rato volando. Tiene mucho humor, te ríes muchas veces a lo largo de la peli, a pesar de que yo no la consideraría una comedia. Es muy ligera de ver pero muy barroca visualmente, aunque no en sentido negativo.

El problema es que es una peli que no podría existir sin la primera. Creo que explicado así tal cual lo digo puede parecer una tontería, pues una segunda parte de una peli inevitablemente debería referenciarse en la primera; en este caso me refiero a que esta segunda parte está contínuamente haciendo ya no solo referencia a la primera, sino que mezcla (incluso literalmente) partes de la primera peli con la segunda.

Creo que es posible ver esta segunda parte sin haber visto la primera, pero no vas a llegar a entender el alcance de nada de lo que te explican o enseñan. Así pues no solo es imprescindible haber visto la primera, si no que es muy recomendable verla el día antes de ver la segunda para tenerla lo más fresca posible y así poder disfrutar la segunda al máximo.

Por lo tanto, sí, es una película totalmente prescindible, no aporta nada a lo que el mundo del cine se refiere al contrario que su predecesora, pero como decía, yo la he disfrutado como una enana.

Creo que la definición de la peli es ‘un ejercicio de nostalgia’. Puro y duro. De hecho, no tiene ninguna finalidad haber hecho esta segunda parte más que reunir a todo el elenco de la primera y comparar cómo ha afectado el paso del tiempo a cada uno de ellos. Es tan clamoroso que incluso el propio guión de la película no es más que una excusa para que vayan saliendo todos los actores y actrices de la primera parte y ver cómo están. Es un ‘OT el reencuentro’ descarado. Aún así, por mi parte lo perdono todo, porque hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto de una peli.

En cuanto a los personajes, me ha gustado mucho volverlos a ver con 20 años a las espaldas, aunque algunos de ellos me ha dolido en el alma verlos.

Ewan McGregor a.k.a. Renton. El escocés más famoso después del de Braveheart, es el que mejor lleva el paso de los años. Normal, porque es el más famoso y ya sabemos que dinero = más facilidades para cuidarse un poco. Siempre es un gusto verlo y especialmente en esta peli en la que se nota que se lo está pasando bomba y no puede evitar transmitirlo a través de la pantalla. A destacar el momento en que recrea el ‘atropello’ del coche donde lo vemos antes y después. Te invade una sensación de tristeza, no por el hecho en sí, si no por ver como ha dejado ya atrás la juventud. A pesar que en la uno era el prota absoluto, en esta segunda parte aunque se intenta que sea también el prota, inevitablemente se ha llevado la peli otro de los personajes, muy merecidamente a mi parecer.

ewan

 

Jonny Lee Miller a.k.a. Sick Boy. He visto la peli de Trainspotting varias veces a lo largo de los años y a parte de Ewan McGregor, del que es fácil acordarte porque se ha hecho muy famoso con el paso de los años, del resto pues la verdad no me quedé con sus caras. Gran sorpresa la mía cuando anunciaron el reencuentro y veo la cara de Sick Boy y me doy cuenta de que este actor es prota a día de hoy de una serie llamada Elementary, junto con Lucy Liu. No veo la serie, pero tropecé un día con un capítulo una noche de insomnio haciendo zapping y me quedé viéndolo. Es una especie de Sherlock Holmes en USA y Lucy Liu es su Watson, de ahí a que se llame Elementary supongo. Lleva bastante bien el paso de los años. En la peli uno hace del mejor amigo de Renton (Ewan McGregor),y en la dos también, pero un poco cabreado por lo que le hizo Renton en la uno y con ganas de venganza. De todas formas hay buena química entre ellos, y en la dos nos dan momentazos muy buenos como la escena de la fiesta de esta especie de carlistas, creo que la parte donde más me he reído de toda la película.

Cotilleo: Es ex-novio de Angelina Jolie

 

Robert Carlyle a.k.a. Begbie. A este actor me ha dolido mucho verlo, porque desde luego no parece que hayan pasado 20 años, parece que hayan pasado 35, y no solo eso, es que me costó muchísimo reconocerlo. No es que esté envejecido, es que parece otra persona. Probablemente este actor os suene más si digo que es el prota de Full Monty o el de 28 días después. No es que le hayan sentado mal los años, pero en la uno de Trainspotting, como en las otras dos que he comentado, ves que es un hombre pequeñito, delgadito, poca cosa, y en ahora parece incluso que haya crecido. Se le ve más alto, mucho más grueso que no gordo y completamente canoso. Está bien, pero ha sido un dolor. Su personaje en la línea de la primera peli pero algo más humanizado. Un delincuente, loco, sin remedio, que hace la función de el peligro personificado, con su redención final previsiblísima. También nos ofrece algún que otro momento cómico de la mano de Renton.

debie1debie3

 

Ewen Bremner a.k.a. Spud. El contrapunto entrañable y desastroso en la primera película, el típico actor secundario que hace un papel en el que el público acaba adorando su inocencia. Se lleva la segunda parte de la película. No sé hasta qué punto es intencionado o no, pero a pesar de que se supone que el prota es Ewan McGregor, el peso de la peli se lo lleva Spud, que se convierte en hilo conductor de la película y en creador y a la vez resolución de la trama. Bajo mi punto de vista totalmente merecido este protagonismo. Fundamental.

spud1spud2

 

Por último en lo que a reparto se refiere, no quiero dejar de decir que la chica, que en la primera parte tiene un pequeño papel, es prota de uno de los últimos capítulos de Black Mirror, el de las abejas. Que también me dejó loca ver que la chica de Trainspotting era esta actriz que hablaba raro en Black Mirror.

 

Finalmente, decir que la dirección es fascinante, juega con la cámara como quiere, nos da planos estupendos, y sobretodo, mezcla lo que nos está explicando con lo que nos quiere transmitir, de manera que dota a las imágenes de un dinamismo brutal que no te permite apartar la mirada de la pantalla. Estupendísima dirección.

 

En resumen, como decía es una película innecesaria. Sólo válida como ejercicio de nostalgia máxima, pero como mínimo bien llevado, muy entretenido y muy bien explicado. Un gustazo verla, pero no aporta nada.

trainspotting2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s