Archivo de la categoría: Uncategorized

Pereza

Hola a todos!

Siento que estos días no haya escrito nada. Qué mejor momento para publicar cosas que ahora en estos días de fiesta en la que tienes más tiempo para leer. He estado liada y no he tenido tiempo. Tengo una entrada escrita a medias y que a medias la voy a publicar, ya profundizaré en otra ocasión.

Eso!

Jajajajaja!

Anuncios

Artículos – El viacrucis de Flanders

Os traigo un artículo publicado en Jot Down, sobre el personaje de Flanders y la ‘flanderización’ que sufren muchos personajes de series de televisión ‘El viacrucis de Flanders‘.

Aprovecho para recomendar la revista Jot Down, que sí, que es muy gafapasta y que a veces hasta da rabia de lo hipsters que son, pero tienen artículos la mar de interesantes. Estupenda para leer los domingos morning como hoy.

Mis series

Estreno una nueva sección en mi blog, ya que es mío y escribo lo que me da la gana. Uno de los temas que tenía en mente era hablar de mis series favoritas y así tenía pensado titularlo. El problema es que no voy a hablar solamente de mis favoritas, que también, si no que voy a hablar de cualquier serie que haya visto o esté viendo o tenga proyectado en mi mente de ver a corto o medio plazo. Así que la sección se tratará básicamente de comentar series que me apetece comentar.

Como ya digo en mi perfil, el blog no es temático, es solo vomitar lo que se me pase por la cabeza y eso incluye que las secciones que haga, o que vaya haciendo sobre la marcha, no serán exhaustas ni estarán contrastadas y habrán huecos de información por doquier. Serán simplemente opiniones extremadamente subjetivas de cualquiera que sea el tema que esté hablando. Tampoco voy a seguir una línea temporal, así que puede que hable ahora de una serie nueva y en la siguiente salte a una de hace 10 años. Según me plazca.

 

Me apunté a esta nueva edad de oro de series de televisión cuando empezó, hará unos diez o quince años. Por aquel entonces no existía una consciencia colectiva en la que nos diésemos cuenta de que entrábamos en esta edad dorada como comentaba, simplemente estrenaban series que ‘estaban muy bien’, básicamente temas relativamente novedosos, maneras de desarrollar las series efectivas y adictivas y personajes fuera de lo que hasta el momento era lo más convencional.

Ciertamente, muchas de las series que han surgido no cuentan nada nuevo, nada que no se haya visto anteriormente, aunque sea en círculos reducidos, pero sí que se les ha dado una nueva vida. Se ha rebuscado en el baúl de los recuerdos para rescatar historias, ideas, personajes antiguos y se les ha dado una vuelta para actualizarlo y darles un nuevo enfoque. En el arte, porque las series para mí entrarían en la categoría de arte como subcategoría del cine, casi siempre se avanza en base a algo anterior. Todo creador o artista viene con un bagaje que se almacena en su mente y se macera en su interior, mezclado con su propia historia, experiencias y manera de ver la vida, que acaba regurgitando en algo nuevo. Es la manera de avanzar en cualquier campo de la humanidad, conocer bien el antepasado, pasarlo por el filtro de nuestras circunstancias y expulsar nuestro concepto del mundo.

Las hay más acertadas y menos, algunas que empiezan con muy buena premisa y prometen una buena historia pero que con el paso del tiempo se desinflan hasta perder el norte, las hay en las que no esperas nada especial y se acaban convirtiendo en una de tus favoritas, las hay que sientan cátedra, las hay sencillas y que no necesitas que te aporten más, o más complejas; en fin, un abanico donde creo que tiene cabida cualquier tipo de espectador.

Nos vemos.

¿De qué tienes miedo?

No me considero escritora, no lo soy. Carezco de todo aquello que compone a un escritor. Soy poco leída y lo digo con la mayor vergüenza del mundo, tengo un vocabulario limitado, no desarrollo las ideas lo suficiente, sólo superficialmente, no consigo profundizarlas porque carezco de experiencia, de visión crítica y aséptica.. en fin, que no lo soy. Ni siquiera me dedico a escribir en mis ratos muertos.

Pero sí es verdad que llevo conmigo casi siempre una libreta donde voy apuntando cosas, cualquier cosa, desde tomar nota de un teléfono hasta desahogarme respecto a un sentimiento que pueda tener en ese momento. A veces me desahogo en lo primero que me encuentro y puedes encontrarme descargando mi ira en un trozo de papel reutilizado que acabará en la trituradora o en mi agenda de trabajo, que parece más un diario que otra cosa.

De alguna manera la escritura ha estado conmigo la mayor parte de mi vida, siempre sin pretensiones más que un desahogo o un pasatiempo. Este blog no deja de ser otra forma en la que esto se representa. Digamos que durante el día salto de agenda a libreta a blog o a post-it.

No sé si mi hermano se percató de esto o si simplemente fue una casualidad pero hace unos años, cuatro o cinco, mi hermano me regaló en unas navidades una libreta. Es una libreta preciosa, de tamaño A5 aproximadamente. Las cubiertas son gruesas y duras y están decoradas con unos dibujos que recuerdan textiles de la época colonial francesa. No sé cuántas páginas tiene, debe tener unas 80, más o menos. Encontré por internet una imagen de la libreta, la mía es exactamente igual:

libreta

No es mi intención copiar lo que escribo en la libreta en este blog, pero voy a copiar la primera entrada, porque sí:

“Estoy cabreada pero todavía no sé con quién.

Por fin estreno esta libreta maravillosa 🙂 Me la regaló mi hermano en unas Navidades de hace ya algunos años. Aún no la había usado porque quería darle un buen uso. Pensé que una libreta tan bonita no debería ser desperdiciada con mala letra, alguna que otra falta de ortografía y con historias insulsas que no llevan a nada. Pensé que algún día sería un buen momento para contar una historia. Podría darse el caso de que pasase algo malo y quisiera dejar constancia de ese momento de dolor y transición; o por el contrario, podría comenzar a escribir en un punto de inflexión en mi vida que diese comienzo a una etapa aún por descubrir.

Y así han pasado los años. He pasado por momentos malos y de transición que hubiesen requerido, o mejor dicho, que hubiesen sido dignos de pasar a tinta sólo por la higiene mental que procura, pero no lo hice. Tampoco en los buenos momentos, que han sido pocos, pero han sido y también se merecen su momento de huella en mi pequeña e insignificante historia. Al fin y al cabo ¿qué más da el contenido de esta libreta y nadie más que yo va a ojearla?

Quizá mi intención era crear con mis manos y mi cabeza algo bello. Algo no sólo digno de leer sino también de disfrutar sólo mirando, sin leer, los dibujos que va dejando el bolígrafo sobre éste papel crema. Apreciando la belleza de las formas de las letras, la calidad y la densidad de la tinta empleada…

Después de mucho tiempo llegué a la conclusión de que nunca iba a ser suficiente para mí. Nunca llegaré a crear o explicar una historia lo suficientemente bella y entretenida. Nunca llegaré a crear una caligrafía excelsa. No tengo una pluma digna de esta libreta. Lo que sí tengo es una voz, tan válida como las voces de los que me rodean, con los mismos fallos y virtudes. Al fin y al cabo, la libreta no deja de ser un espejo donde se refleja el autor, así que bien podría ser que la “bella historia” y la “letra magnífica y excelsa” sólo fuesen una excusa o autoengaño para no verme reflejada en el espejo y darme cuenta de que no soy bella, de que no tengo nada que decir, no tengo ningún legado que dejar al mundo ni ninguna lección a enseñar.

Bueno, ¿pues qué entonces? ¿Debería en este caso autocensurarme y obligarme a cerrar la boca o atarme las manos? Creo que para mí llegó, o más bien finalizó el tiempo de estar callada. No tengo nada que perder y mucho a ganar. Empieza a no darme miedo el mirarme al espejo y verme como realmente soy. Conozco bien mis defectos y ya es hora de gozar de mis virtudes también. Empieza una etapa más limpia, más cristalina, más real, donde nada es perfecto y donde siempre hay dos caras de la misma moneda.

Se suele decir que de perdidos al río y yo ya me he cansado de lo conocido. Tengo la mitad del trabajo hecho, que es el conocimiento consciente. Ahora sólo me falta la otra mitad que es hacerlo. Veremos si soy capaz de llevarlo a cabo. Por lo menos sé qué significa no llevarlo a cabo, que es volver a lo anterior, a lo conocido. De lo que llevo huyendo, o intentando huir, gran parte de mi vida.

¿De qué tienes miedo?

Barcelona, 17 de noviembre de 2016″

Mi carta a los Reyes Magos

Sé que por un lado debería pedir algo para los demás: para mis padres, mi hermano, mis perros… Pero por una vez, necesito dejar constancia de lo que yo quiero. Alomejor alguna de estas cosas las puedo cumplir.

 

  • Un e-book. Quiero leer. Lo necesito. Aunque siempre encuentro la excusa para no hacerlo. Pero lo necesito. Hay tantísimo por leer… Creo que no leo porque de alguna manera tengo miedo de no disfrutar de la lectura como solía hacerlo cuando era pequeña. La diferencia entre antes y ahora es que ahora aunque tenga tiempo de hacer cosas, no soy capaz de relajarme. Para disfrutar de cualquier cosa en general y de la lectura en particular hay que estar con la mente en calma. Yo hace tiempo que no tengo la mente en calma y me cuesta dios y ayuda relajarme. Tengo la mente en continua ebullición y salto de un tema a otro constantemente (en mi cabeza). No soy capaz de desarrollar temas y conceptos con profundidad porque se cruzan con otros temas y me crea tensión que no soy capaz de rebajar, de manera que no soy capaz de concentrarme para leer un libro. Tengo una biblioteca enorme en casa con decenas de libros que hace años que quiero leer. Alguna vez he intentado empezarlos, pero a los dos días lo tengo que dejar por imposible. No soy capaz de recordar lo que he leído y cuando estoy leyendo tengo la mente en otro sitio y no me puedo concentrar. El e-book puede que sea solo una excusa para facilitarme la lectura. Tengo dudas de que si lo tuviera, me ayudaría a leer más.
  • Un pijama. Pero pijama chulo, de esos que es de cuerpo entero como un mono y que suele ser un animal o algo por el estilo. Casi un disfraz. Un pijama-disfraz. Y mira que siempre duermo a la fresca, pero últimamente me estoy abrigando más de la cuenta y sorprendentemente no me está molestando. Será que me hago mayor. Creo que sería muy feliz con un pijama-disfraz.
  • Unas camas nuevas para mis perritos. Ves? Ya he pedido algo que no es para mí… Necesitan unas camas nuevas, las que tienen están hechas polvo ya y además son incómodas de limpiar, tienen pliegues donde se acumula la porquería. Es sobretodo molesto cuando vomitan, porque si les da por vomitar porque están pachuchos o algo les ha sentado mal, su instinto les hace hacerlo en los pliegues de sus camitas y lo dejan hecho un cristo.
  • Un abrigo o cazadora de invierno. Hace unos meses, en concreto el día después de mi cumple o dos días después, me dio un arrebato y tiré media casa; trastos y sobretodo ropa. Tiré casi toda mi ropa. Ropa vieja, rota, que no usaba o no he usado nunca y que me comía espacio. Tiré también los abrigos que tenía. Solo tenía dos, uno roto y que era inservible y otro que apenas he usado y no sé en qué estaba pensando cuando me lo compré. Ahora sólo tengo una chaqueta, que es molona, pero no es de invierno y no me abriga lo suficiente; es más, ya ha empezado a romperse. Tiene dos sietes en una de las mangas. Necesito un abrigo.

Ciertamente no necesito nada más. Puedo seguir pidiendo cosas, pero serán totalmente prescindibles. El e-book es prescindible, tengo muchos libros en papel que me llevaría meses leer, es más una excusa para obligarme a leer.

  • Cojines nuevos. Tengo cuatro o cinco cojines en el sofá que están igual de destroyer que las camas de mis perros. Las cremalleras de todos están rotas, obra y gracia de la Bel, que se entretiene masticando cremalleras cuando se aburre. Quiero cojines nuevos pero baratos porque la Bel volverá a romperlos y que sean molones. Me gusta que los tejidos de mi casa sean de colorines o de dibujitos.
  • Un juego de sábanas (nórdico) nuevo. También lo quiero molón y de dibujitos. Tuve que comprar un juego nuevo hace poco con prisas, por una serie de catastróficas desdichas que hicieron que en un día me quedase sin sábanas donde dormir. Fui a la tienda más cercana y cogí el primer juego de nórdico que vi que tenía dibujitos. Maldita suerte la mía, porque al abrir el paquete resulta que este juego sólo llevaba la funda del nórdico y una funda para almohada pequeña. No había sábana bajera y la funda de la almohada no me sirve. Es más, el dibujo, aunque tiene colorines, es horrible. Qué sábanas más feas compré…y encima no me valen. Ahora la uso pero a medias, con una sábana bajera de otro juego de cama. Resulta que en el ataque de ultralimpieza de hace unos meses, también tiré todas las sábanas que tenía de emergencia.
  • Unas botas para el invierno. En la ya famosa megalimpieza que he comentado tiré montones de zapatos que no usaba. Bien porque me arrepentí de comprarlos o bien porque ya estaban para tirar. Tenía unas botas de invierno, pero estaban rotas así que no había opción. Conservo aún un par de botas, pero estas son de caña alta y a veces me iría bien tener unas de caña corta. Ahora mismo estoy pasando los días con bambas, que aunque me encantan y voy comodísima, no siempre me calientan los pinreles como debieran. Quizá por eso voy por el segundo resfriado. Eso y la chaqueta rota.
  • Un par de bufandas o pañuelos de estos grandes de invierno. Tengo cada vez más claro porqué me he resfriado dos veces en un mes…
  • Un par de pintauñas. Los quiero oscuros. Uno negro o casi negro y otro granate oscuro. Tenía dos en casa justo como estos. Los tiré.
  • Un bolso nuevo, pero puede esperar. El que uso cada día empieza a romperse pero aún aguanta unos meses más. Tengo otro que me gusta mucho también pero es más alegre y no pega con según que oufits (que fisna!) El bolso tiene que ser negro, y que pueda llevar a modo de bandolera, no soporto llevarlo en un solo hombro. En cuanto a tamaño, medio. No lo quiero pequeño porque no me sirve para nada, suelo llevar mucha cosa dentro, cosas grandes y pesadas, pero tampoco me gusta que sea bolsa de playa. Creo que tiene que tener la medida de un DIN A4. No quiero bolso de chica con tonterías. Negro, liso, resistente a prueba de inclemencias del tiempo.

 

Pues realmente no necesito nada más, si consideramos que estas cosas las necesito… La ropa de abrigo sí la necesito, el resto no. Por pedir podría seguir poniendo cosas, pero de verdad que no necesito nada. De hecho no suelo usar las cosas que compro que no necesito por tontería que parezca lo que acabo de decir. Me refiero a que hay gente a la que le regalas algo que no tiene o no necesita y le da uso. En mi caso, si no lo necesito no lo voy a usar. No me nace, como decía aquella. Así que sería dinero tirado a la basura. No tengo término medio con las cosas, o las uso cada día hasta que se desintegran o no las uso.

Si nos ponemos místicos podría entonces pedir cosas no materiales. Entradas para conciertos, una escapada de fin de semana, algo que pudiese usar como relajante tipo unas clases de meditación…

Clases de meditación. Creo que es lo que más necesito ahora mismo. Eso y un abrigo.

Nada que comentar

Hace días que no escribo en el blog, escribo bastante menos de lo que me gustaría pero es que no me siento inspirada.

Acerté cuando puse como subtítulo que es el blog de alguien que no tiene nada que decir! jajaja

En realidad me paso el día pensando en mil cosas, conceptos, ideas, opiniones… pero no tengo aún la costumbre de traspasar esos pensamientos a palabras reales por así decirlo, ya que un blog la verdad no deja de ser algo etéreo, que no puedes tocar, pero creo que se me entiende.

Todo requiere un esfuerzo y no es una virtud que me defina, me gana fácilmente la pereza. Es mi mayor pecado…

En fin, estos días he estado poniéndome al día de The walking dead porque aún no me había visto la sexta temporada. De todas formas ya sabía que (ojo spolier) en la sexta moría el chino. Creo que lo que me ha hecho volver a verla fue que el otro día yendo en el autobús, en una de las marquesinas de una de las paradas había un póster anuncio de la nueva temporada, en la que se veían a todos los personajes de rodillas a la espera de la decisión de Negan (no había visto la temporada pero sabía lo que pasaba), y me llamó la atención que estuviese el chino entre ellos. Así que la deducción fue instantánea: el chino no se muere de verdad en la 6 y se lo cargan de verdad en la 7.

Creo que es una buena serie, o por lo menos lo ha sido durante un tiempo, pero me da que va perdiendo fuelle. Si todo sigue como siempre, conseguirán cargarse al Negan y a toda la tropa y salir victoriosos again, con alguna nueva pérdida ya que en cada temporada muere al menos un personaje del bando de los nuestros.

No sé si me gusta. Creo que esta serie, como la gran mayoría, las guionizan sobre la marcha y es un error, aunque entiendo que tenga que hacerse así. Si me pongo a rememorar, las series que más me han gustado son las que ya estaban cerradas desde un principio, léase Band of Brothers, True Detective (la primera temporada) y Black Mirror.

Así que básicamente ahora la veo por Daryl hehehe, el resto la verdad es que me da igual lo que les pase.

Podría escribir largo y tendido sobre la serie, pero no lo tenía en mente así que no lo voy a hacer, alomejor en otro momento.

También estoy viendo Westworld. Según HBO, la apuesta para sustituir a Game of Thrones. Eso son palabras mayores. Dudo mucho que volvamos a ver a corto-medio plazo una serie a la altura de Game of Thrones. Por cierto, menos estas últimas tres temporadas (la pasada y las dos que quedan) sí se hacen sobre la marcha, pero ya las anteriores ya estaban cerradas cuando se empezó a rodar. Otro minipunto para mí, las mejores series ya tienen que estar cerradas antes de rodar.

En fin, he dicho muchas cosas y a la vez no he dicho nada. Espero en breve volver a ponerme manos a la obra y soltar lastre.

Porque yo lo valgo.

Arkano

No soy muy fan del rap y hip hop, de hecho no sé la diferencia. He visto algunas peleas de gallos por internet que me resultan muy interesantes.

Las peleas de gallos consisten en dos raperos (o mc’s o como se llamen) que se pelean verbalmente por turnos. Todo improvisado. La esencia de las peleas de gallos es la improvisación y hacer unas buenas rimas y réplicas.

Tenemos un chaval de Alicante, creo que tiene 22 años, que ha ganado diversas batallas a nivel nacional y es el actual campeón internacional*. Lleva compitiendo desde los 15. Y no es un rapero al uso, con movimientos violentos y ropas holgadas, al contrario. Tiene 22 pero aparenta 14, es rechonchillo y tiene cara de niño bueno (y parece realmente un niño bueno). Viste normal, en la vida dirías que se dedica a esto.

*Las competiciones internacionales en español participan chicos principalmente, también alguna chica hay por ahí, tanto de españa como de centro y sudamérica.

Este chico llamado Guillermo, que se hace llamar Arkano, ha decidido batir el récord del mundo de freestyle (rapear improvisando) que actualmente está en 24h y 15 min.

Si me estás leyendo Arkano ahora mismo está improvisando en la Plaza del Sol de Madrid. Empezó ayer a las 17h de la tarde. Son las 8:45, de manera que lleva 15h y 45 min improvisando sin parar. No sólo eso, si no que además sólo puede hacer pausas de máximo 3 segundos. Lo están retransmitiendo en streaming, lo puedes ver aquí:

http://www.redbull.tv/live/AP-1PTK3A9MN1W11/arkano-24-h

A pesar de que no soy fan de este tipo de música, puedo apreciar el gran esfuerzo y talento que esto requiere. Me parece admirable y por mi parte tiene toda mi admiración por lo que está haciendo. Esta entrada es un pequeño homenaje a esta persona.

A veces admiramos a algunos deportistas por ganar campeonatos y competiciones y somos conscientes del esfuerzo que requiere, pero me da la sensación que se nos olvidan otros tipos de talentos.

Lamentablemente no puedo ver las 24h seguidas, de hecho me he ido a dormir, pero llevo muchas horas enganchada al canal. Los primeros 20min pensé que no sería capaz de llegar a las 24h, pero a medida que han pasado las horas se ha mantenido al nivel sin parar. Cuando me he levantado por la mañana me he vuelto a conectar y he flipado porque lleva 16 horas y sigue a tope.

Lo consiga o no (aún le quedan 8 horas) mi más sincero aplauso por el talento y el esfuerzo del chaval, me hace sentir orgullosa.

Enhorabuena, Arkano.